0

China y Rusia en el Nuevo desorden mundial

¿Puede Kosovo lograr la independencia sin el consentimiento tácito de Rusia, y puede haber una solución política y humanitaria a la tragedia en Darfur sin la buena voluntad activa de China? Las dos crisis no tienen nada en común, pero su resolución dependerá en gran medida de si estos dos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas utilizan su poder de veto.

Comparar las respectivas capacidades de Rusia y China de bloquear iniciativas internacionales claves no tiene sentido en si mismo, pero constituye una herramienta útil para comprender la transformación del sistema internacional que hoy está teniendo lugar como consecuencia directa del relativo declive del poder mundial de EE.UU. Desde ese punto de la profundización del caos en el Oriente Próximo plantea tanto oportunidades como riesgos para Rusia y China, que puedan obligarlas a definir los papeles que desean jugar y las imágenes que quieren proyectar al mundo.

La pregunta clave es: ¿Está Rusia dando pasos agigantados en la “dirección equivocada”, mientras China está dando pasos "minúsculos" en la "dirección correcta"?

En lo superficial, Rusia y China pueden dar la impresión de estar siguiendo el mismo camino cuando ambas proclaman que se enorgullecen de estar “de regreso” en la escena mundial. Sin embargo, esta afirmación significa cosas diferentes para cada país.