Yemeni Al-Akhdam children Mohammed Huwais/Stringer

Días oscuros para los niños

NUEVA YORK, ESTOCOLMO – Probablemente se recuerde el año 2016 por sus acontecimientos militares y políticos, pero también debería quedar marcado en la historia como uno de los peores años para la infancia desde la Segunda Guerra Mundial.

Casi a diario la prensa se llenó de imágenes de niños muertos, heridos o llorosos: un pequeño sentado con el rostro aturdido y sangrante después del bombardeo de su casa; pequeños cuerpos siendo sacados de las ruinas y pequeñas tumbas en la costa del Mediterráneo para marcar las muertes de niños desconocidos.

Son imágenes potentes e incómodas. Y sin embargo no pueden reflejar la magnitud del sufrimiento de esos niños. Más de 240 millones de pequeños habitan en zonas en conflicto, desde los campos de la muerte de Siria, Yemen, Irak y el norte de Nigeria a áreas menos documentadas pero igualmente llenas de horrores en Somalia, Sudán del Sur y Afganistán. Y de los 50 millones de niños que viven fuera de sus países o son desplazados internos, más de la mitad han sido desarraigados por la fuerza y hacen frente a nuevas amenazas a sus vidas y su bienestar.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/qs6WTxp/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.