lomborg171_EvaMarieUzcateguiGettyImages_girlwithbowlofsoup Eva Marie Uzcategui/Getty Images

El reto de la nutrición

EDIMBURGO – Es fácil pensar en la inanición como un reto que entró en la consciencia del mundo rico en los años 80 y que se solucionó en gran parte gracias a conciertos de rock. Es cierto que el mundo ha hecho enormes avances en la lucha contra el hambre masiva en los últimos 30 años, principalmente como resultado del mejoramiento de las prácticas agrícolas. Sin embargo, a nivel planetario, la escasez de comida sigue matando a un niño cada tres segundos.

Un nuevo informe de las Naciones Unidas advierte que el número de las personas que sufren hambre en el mundo aumentó en 2018 por tercer año consecutivo, superando hoy los 820 millones. Y más de un cuarto de los habitantes del planeta (unos dos mil millones de personas) carecen de acceso regular a comida segura, nutritiva y suficiente.

Estas muertes y hambrunas silenciosas no captan la atención del mundo como las del pasado. Si bien hemos avanzado en la lucha contra el hambre, existen razones más que suficientes para hacer más. En particular, mejorar la nutrición infantil es una de las inversiones más transformadoras que pueden hacer los gobiernos y los donantes. Los estudios del Centro para el Consenso de Copenhague demuestran que cada dólar destinado a nutrición en los 1000 primeros días de vida de un niño devuelve a la sociedad el equivalente a $45 en seguridad de que tenga un futuro más sano y próspero.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/3ohwgG6es