Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

bruszt5_Omar MarquesSOPA ImagesLightRocket via Getty Images_CEUhungaryprotest Omar Marques/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

La universidad de la UE en el exilio

BUDAPEST/VIENA – El 15 de noviembre, la Universidad Centroeuropea (CEU) inauguró oficialmente su nuevo campus en Viena (Austria), tras su arbitraria expulsión de Hungría. Ese mismo día, el gobierno del primer ministro húngaro Viktor Orbán abrió otro gran estadio deportivo en Budapest.

Previsiblemente, los medios húngaros controlados por el gobierno centraron su atención en el segundo acontecimiento y no hablaron de la partida de la CEU, la universidad húngara mejor calificada en Europa y el mundo. Pero la dirigencia de la Unión Europea también se quedó mayoritariamente en silencio (un silencio que ensordece y desalienta), el día de la apertura de la primera “universidad en el exilio” de la UE en la capital de un estado miembro vecino.

En cambio, el alcalde de Viena, Michael Ludwig, resaltó la importancia de la ocasión. “Hace dos años, fuimos testigos de algo que yo creía inimaginable, y que de hecho no debería tener lugar en una Europa unida. A una institución académica se le dijo que ya no era bienvenida en la capital de una nación”. Pero en el resto de la UE, las palabras de Ludwig no hallaron mucho eco.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/UfRBwLres;

Handpicked to read next

Edit Newsletter Preferences