drurybyrne1_ahlobystov_getty images_economic growth ahlobystov/Getty Images

El dilema de la retirada de estímulos de los bancos centrales

DUBLÍN – Las políticas poco convencionales de los bancos centrales sin duda rescataron a los mercados financieros en 2020 cuando la pandemia del COVID-19 estaba en su pico. Pero esas acciones ahora hacen que los bancos centrales estén estrechamente relacionados con los mercados de crédito, y que los participantes del mercado dependan de su respaldo como nunca antes.

Desde una perspectiva del mercado de crédito, esto representa un callejón sin salida tanto para los bancos centrales como para los inversores. ¿Cómo pueden los bancos centrales seguir respaldando la recuperación económica y a la vez desarrollar una estrategia de salida que no mine la estabilidad del mercado? ¿Y cómo reaccionarán los inversores, que valoran la estabilidad pero que también buscan rendimientos más altos, si los responsables de las políticas monetarias se rehúsan a ofrecer un respaldo directo al mercado?

Considerando las bajas tasas de interés durante gran parte de la última década, era evidente desde el inicio de la crisis del COVID-19 que los bancos centrales tenían poco espacio de maniobra con las herramientas de políticas convencionales. Tendrían que inclinarse aún más por medidas poco convencionales, incluyendo iniciar o extender programas de compras de activos corporativos. En el caso de la Reserva Federal, el anuncio de esas medidas durante 2020 coincidió con un diferencial récord de los bonos corporativos de grado de inversión.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/dqeWHCies