robots dancing VCG/VCG/Getty Images

El caso contra las estrategias nacionales de IA

CAMBRIDGE – Los esfuerzos por desarrollar inteligencia artificial (IA) cada vez más están siendo enmarcados como una carrera global, o inclusive como un nuevo Gran Juego. Además de la carrera entre países para construir competencias nacionales y establecer una ventaja competitiva, las empresas también están en una contienda para adquirir talento en IA, apalancar las ventajas de los datos y ofrecer servicios únicos. En ambos casos, el éxito dependerá de si las soluciones de IA se pueden o no democratizar y distribuir entre sectores.

La carrera global por IA es diferente de cualquier otra competencia global, porque el grado en que la innovación es impulsada por el estado, el sector corporativo o la academia difiere sustancialmente de un país a otro. En promedio, sin embargo, la mayoría de las innovaciones hasta el momento han surgido de la academia, mientras que los gobiernos contribuyen a través de contrataciones, en lugar de investigación y desarrollo internos.

Mientras que el porcentaje de materias primas en el comercio global ha caído, el porcentaje de servicios digitales ha aumentado, a tal punto que la digitalización hoy suscribe más del 60% de todo el comercio. En 2025, se espera que la mitad de todo el valor económico se genere en el sector digital. Los gobiernos han buscado maneras de reclamar una posición en la cadena de valor del futuro y, para ello, se han centrado en la IA.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/SvjLhvles