0

La nueva vestimenta del capitalismo

MELBOURNE - ¿Será la crisis financiera mundial una oportunidad para crear una nueva forma de capitalismo basado en valores racionales?

Eso es lo que parecen pensar el Presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y el ex Primer Ministro británico Tony Blair. En un simposio, celebrado en París el mes pasado y titulado “Un nuevo mundo, un nuevo capitalismo”, Sarkozy calificó  el capitalismo basado en la especulación financiera de “sistema inmoral” que “ha pervertido la lógica del capitalismo”.  Sostuvo que el capitalismo necesita nuevos valores morales y aceptar un papel más fuerte de los gobiernos. Blair hizo un llamamiento en pro de un nuevo orden financiero basado en ”valores diferentes del máximo beneficio a corto plazo”.

Resulta asombroso lo fácilmente que los políticos de todas las orientaciones  –incluso los firmes partidarios ideológicos del mercado desregulado– han aceptado la idea de que el Estado debía rescatar a los bancos y las compañías de seguros cuando se encontraran con problemas. Con la excepción de un pequeño número de defensores de la libre empresa ideológicamente comprometidos, pocos han estado dispuestos a correr los riesgos inherentes a la decisión de dejar desplomarse a bancos importantes.

¿Quién sabe cuáles podrían haber sido las consecuencias? Muchos temían un desempleo en gran escala, un maremoto de quiebras, millones de familias expulsadas de sus casas, la red de seguridad social tensada hasta el punto de desbaratarse y tal vez disturbios y un resurgimiento del extremismo político que llevó a Hitler al poder en Alemania durante la depresión del decenio de 1930.