rogoff219_ Sean GallupGetty Images_chinashipping Sean Gallup/Getty Images

¿El mundo puede permitirse sanciones contra China al estilo de las de Rusia?

CAMBRIDGE – A medida que se vuelven más claras las consecuencias económicas globales de las sanciones lideradas hoy en día por Occidente contra Rusia, ¿estamos en presencia de un adelanto de cómo podría ser una ruptura comercial y financiera con China? Tal vez, pero muchos estudios académicos de los beneficios netos de la globalización sugieren que las sanciones a China o una ruptura de los lazos económicos sino-norteamericanos probablemente tendría un impacto cuantitativamente menor de lo que uno podría pensar, al menos en el mediano a largo plazo.

Esto es válido tanto para Estados Unidos como para China, que son economías grandes y relativamente diversificadas. De modo que, si bien una ruptura económica con China puede afectar a Estados Unidos y a Europa menos de lo que uno podría suponer, las sanciones contra China también podrían resultar menos efectivas de lo que han sido las medidas contra Rusia.

Para tener una idea de la magnitud de los efectos en juego, consideremos el debate actual en Europa sobre la restricción de las importaciones de gas ruso. A juzgar por la vacilación de los responsables de las políticas europeos, uno podría pensar que recortar los suministros de energía de Rusia, que provee alrededor del 35% del gas natural de Europa, hundirían al continente en una recesión de ribetes épicos. Pero estudios académicos cautelosos, entre ellos uno del economista de la UCLA David Baqaee junto con otros autores, estiman que el efecto negativo de una medida de estas características en la economía alemana, que es particularmente vulnerable, probablemente estaría muy por debajo del 1% del PIB, o en el 2% en un escenario extremo.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/Iffy9M1es