0

¿Puede Hamas permanecer en el poder?

La escalada en las relaciones palestino-israelíes ha rebasado la confrontación militar ahora que una tercera parte del gobierno palestino encabezado por Hamas está arrestado en Israel. Ha surgido una pregunta mucho más fundamental: ¿puede un gobierno palestino que basa su autoridad en un acuerdo con Israel permanecer en el poder cuando está encabezado por una organización comprometida con la destrucción de Israel?

El secuestro de un soldado israelí en la Franja de Gaza, así como el secuestro y posterior asesinato de un civil israelí de 18 años en Cisjordania han puesto en primer plano esa pregunta que se ha planteado sobre las relaciones palestino-israelíes desde que Hamas ganó las elecciones parlamentarias en enero.

La comunidad internacional, encabezada por el Cuarteto (Estados Unidos, la Unión Europea, Naciones Unidas y Rusia) ha puesto tres condiciones al gobierno de Hamas si quiere lograr la legitimidad internacional y que se le siga apoyando financieramente. Hamas debe reconocer el derecho de Israel a existir, poner fin a todas las actividades terroristas y comprometerse a aplicar todos los acuerdos internacionales previos firmados por la Autoridad Palestina. Para Hamas, sin embargo, esas condiciones parecen socavar su misma razón de ser.

Después de todo, se trata de una organización empeñada en la destrucción de Israel –sus documentos básicos llaman a una guerra santa contra todos los judíos—y el establecimiento de un Estado islámico en toda la Palestina histórica. Hamas considera que los judíos (junto con los masones y otras organizaciones nefastas como los Rotarios y el Club de Leones) son responsables de las revoluciones francesa y bolchevique y de la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Así, no es sorprendente que Hamas haya rechazado las condiciones del Cuarteto.