¿Pueden las compañías globales salvar a África?

Las compañías multinacionales fueron una fuerza motriz en la transición postcomunista de Europa del Este; brindaron nuevos conocimientos, tecnología, capacitación y mejores condiciones de trabajo. Salvaron a los sistemas bancarios, modernizaron las redes de telecomunicación, reconstruyeron las industrias debilitadas, aumentaron la calidad de los productos y socavaron los intereses creados que robaron a los ciudadanos comunes durante décadas.

¿Pero es una excepción Europa del Este? ¿Pueden las compañías multinacionales ofrecer beneficios similares a otras regiones necesitadas como el África subsahariana donde el legado del colonialismo, el apartheid, y la mala administración económica crearon ambientes de negocios fundamentalmente diferentes?

De acuerdo con un punto de vista, Europa del Este tenía una situación singular para beneficiarse de las compañías multinacionales: su fuerza de trabajo estaba educada, especialmente en ingeniería y en ciencias y, estaba por lo tanto en posibilidad de evitar la clásica trampa de "a mano de obra no calificada, salarios bajos". Lo que el comunismo no pudo dar - una administración moderna, nuevas tecnologías y conocimientos de mercadotecnia - es lo que las multinacionales ofrecieron.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/g8AzsZs/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.