0

Bush, el vecino negligente

Después de desatender por años a América Latina, el Presidente George W. Bush está intentando desesperadamente mejorar las relaciones hemisféricas. Sin embargo, la gira que acaba de hacer a Brasil, Uruguay, Colombia, Guatemala y México ocurre demasiado tarde. No es posible borrar años de abandono con un viaje abundante en fotografías y escaso de sustancia.

En las capitales de América Latina la visita de Bush se ha interpretado como una reacción ante la creciente influencia y popularidad del Presidente Hugo Chávez en la región. Ciertamente, Chávez parece haberlo visto así, ya que ha hostigado constantemente a Bush desde la distancia.

Antes de viajar a Brasil, Bush declaró que a su administración no se le reconoce lo suficiente su política hacia América Latina. Sin embargo, en 2007 Estados Unidos dará una ayuda económica a América Latina y el Caribe por un valor de 1,8 mil millones de dólares, 200 millones menos que en 2006. Más aún, la ayuda militar representa casi la mitad de esta cifra, mientras 716 millones de dólares irán a un solo país, Colombia.

En un intento por mejorar su baja popularidad en América Latina, hace poco la administración Bush anunció 75 millones de dólares adicionales para educación, y $385 millones para ayudar a financiar préstamos hipotecarios para los pobres. Además, el barco hospital de la Armada estadounidense USNS Comfort recalará y atenderá pacientes en los puertos de varios países latinoamericanos.