0

Cimentar la alianza entre India y Estados Unidos

WASHINGTON, DC – La primera visita presidencial del Presidente Barack Obama a la India ofrece una oportunidad única de cimentar una relación de colaboración global con una potencia que está emergiendo con rapidez. Destinada a ser la tercera o cuarta economía mundial para 2030, India podría convertirse en el socio estratégico más importante de Estados Unidos.

En las próximas décadas, será vital una sólida cooperación bilateral para hacer frente al ascenso de China y promover un equilibrio de poder en Asia que sea favorable a India, Estados Unidos y Asia como un todo. Además, el éxito de India como democracia fortalece la libertad en términos globales y protege los intereses estadounidenses más generales.

Sin embargo, como muchos observadores han notado, últimamente las relaciones indo-estadounidenses han languidecido, marcadas por una sensación de ir a la deriva. Ambos países tienen parte de responsabilidad en esto. Comprensiblemente, Obama se ha centrado en prioridades que compiten entre sí, incluidas la desfalleciente economía estadounidense y las guerras en que el país se encuentra inmerso en la actualidad. De manera similar, el gobierno de India se ha visto absorbido por las luchas políticas internas y el reto de sostener el crecimiento económico en medio de una creciente presión por redistribuir. Más aún, las autoridades indias todavía deben prestar atención y estímulo a la parte de la opinión pública que, pequeña si bien en aumento, apoya una rápida transformación de la relación con Estados Unidos.

Este viaje representa una gran oportunidad para que ambas partes den nuevos bríos a una relación de fundamental importancia. Por su parte, la administración Obama debe dar una serie de pasos para reafirmar su apoyo al ascenso de India, sus logros democráticos y su lucha por la seguridad. En especial, Estados Unidos debe reafirmar su apoyo a un mayor peso de India en las organizaciones internacionales y ayudarla a integrarse al régimen global de no proliferación.