0

Construir la Pax Asia-Pacífico

MANILA – Una de las principales causas de tensión en Asia hoy en día son las Islas Spratly en el Mar del Sur de China, donde las Filipinas, Vietnam, China y otros países tienen reclamos en conflicto. En los informes de prensa chinos, la realzada “hostilidad” en la región supuestamente aumentó por los “rumores y especulaciones negativos” de parte de los analistas filipinos. Pero la realidad es más cruda: las intrusiones por parte de aviones chinos en el espacio aéreo filipino en mayo; los botes patrulla chinos que navegaron en marzo por el Recto (Reed) Bank, 85 millas al oeste de la isla filipina de Palawan; y, lo más serio de todo, una fragata misilística china que le disparó a barcos de pesca filipinos en febrero cerca del atolón Quirino de Palawan.

¿Resultará un conflicto armado como consecuencia de estas disputas recurrentes –y, al parecer, en aumento- entre las Filipinas y Vietnam por un lado, y China por el otro? La guerra, por supuesto, no redunda en provecho de nadie. Pero el riesgo planteado por estas disputas es creciente, porque las relaciones de China tanto con las Filipinas como con Vietnam están en su punto más bajo en décadas. Frente a estas tensiones, no sorprende que la cuestión de la soberanía en disputa en el Mar del Sur de China casi con certeza ocupe un lugar central en el Foro Regional de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) este mes, y en la cumbre del Este de Asia en Bali después.

En junio, di un discurso de apertura en las celebraciones por el 36 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre las Filipinas y China, y el décimo aniversario del “Día de la Amistad” entre las Filipinas y China en presencia de 5.000 compatriotas y un grupo de funcionarios chinos. Sin embargo, el mismo día, los titulares de los periódicos chinos arremetían contra las Filipinas por su reclamo histórico de titularidad de las Islas Spratly.

Por supuesto, los gobiernos de ambos países reconocen la necesidad de mantener la estabilidad y la cooperación que hicieron que el este de Asia se convirtiera en la región de más rápido crecimiento del mundo. Lo mismo es válido para el gobierno de Vietnam y el de Estados Unidos. Pero no hay ningún medio institucionalizado para discutir y resolver la disputa, que casi a diario cobra mayor significado, debido a la creencia de que existen vastos recursos minerales y energéticos en el lecho marino alrededor de las Islas Spratly.