0

El descubrimiento de burbujas

NEW HAVEN – Como he escrito sobre la especulación en el mercado, con frecuencia me preguntan dónde es probable que se produzca la próxima burbuja. ¿Será en la vivienda de nuevo? ¿Será en el mercado de valores?

No lo sé, aunque tengo algunos presentimientos. Nadie puede predecir burbujas con exactitud. En mi opinión, las burbujas son epidemias sociales, alimentadas por algo así como un contagio interpersonal. Una burbuja se forma cuando la tasa de contagio aumenta con ideas que contribuyen a una burbuja, pero las tasas de contagio dependen de modos de pensar, que son difíciles de juzgar.

Las grandes burbujas especulativas son acontecimientos poco comunes. (Burbujas pequeñas, en el precio de valores particulares, pongamos por caso, ocurren constantemente y no podemos considerarlas una respuesta a la pregunta.) Y, como las burbujas grandes duran muchos años, predecirlas significa predecir muchos años del futuro, que es un poco como predecir quién gobernara dentro de dos elecciones.

Pero ciertos lugares parecen un poco más propensos que otros para originar burbujas. El mercado de valores es el primer lugar lógico al que mirar, pues es una inversión muy apalancada... y tiene una historia de burbujas. En el siglo pasado hubo tres burbujas colosales del mercado de valores: las de los decenios de 1920, 1960 y 1990. En cambio, en los cien últimos años sólo ha habido una así en el mercado de la vivienda de los Estados Unidos, la del decenio de 2000.