Prime Minister David Cameron tight lip Stephen Simpson/ZumaPress

La silenciosa elección de Gran Bretaña

LONDRES – Las elecciones de los demás suelen resultar desconcertantes y aburridas; ese ciertamente es el caso de la próxima votación del 7 de mayo en el Reino Unido, e incluso muchos británicos comparten esa sensación. La campaña electoral más prolongada en la historia del RU muestra una sorprendente cortedad en su foco. Sin embargo, es una campaña que ofrece tres ideas importantes para otras democracias occidentales.

El famoso eslogan de la campaña de Bill Clinton en 1992 –«Es la economía, estúpido»– es en sí mismo estúpido o, al menos, insuficiente. Si las elecciones británicas se decidieran por la economía, el primer ministro David Cameron llevaría adelante su campaña con mucha más confianza.

Durante los últimos 18 meses aproximadamente, el RU ha detentado la economía con más rápido crecimiento en Europa, e incluso superó por momentos a los Estados Unidos. La tasa de desempleo, actualmente del 5,6 %, cayó por debajo de la mitad de la correspondiente a la zona del euro.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/o4nlZqY/es;