0

Derribando el muro

Un cuestionario para los amantes de la historia. Hace veinte años -el 4 de junio de 1989- tres episodios marcaron un año fatídico. ¿Cuál de ellos usted recuerda más vívidamente y cuál fue el que cambió más el mundo?

a) El desenlace sangriento de las protestas de la Plaza Tiananmen.
b) La muerte del clérigo revolucionario de Irán, el ayatollah Ruhollah Khomeini.
c) Las elecciones polacas.

Son pocos los que optarían por la respuesta c). La victoria del famoso movimiento sindical de la oposición, Solidaridad, en la primera elección libre de Europa del este desde 1946 se vio eclipsado por las medidas violentas que se tomaron en Beijing y la muerte tumultuosa de Khomeini. Sin embargo, ningún acontecimiento por sí solo hizo más para derribar al comunismo en Europa -y por lo tanto reformular el orden internacional de posguerra.

En los próximos meses se verán todo tipo de conmemoraciones del fin del comunismo, especialmente de la caída del Muro de Berlín en noviembre de 1989. Para muchos, fue un momento glorioso, emblemático de la victoria de Occidente en la Guerra Fría, y que pareció surgir de la nada. Pero si uno analizaba la desintegración del Bloque del Este en el terreno, sabía que el proceso era mucho más extenso y más complejo de lo que la mayoría de la gente cree.