Theresa May listens to a question from the audience after giving a speech on Brexit LEON NEAL/AFP/Getty Images

Un acuerdo de caballeros para Brexit

BRUSELAS – En su más reciente discurso sobre Brexit, la Primera Ministra británica Theresa May rechazó la perspectiva de que el Reino Unido permanezca en la Unión Aduanera de la Unión Europea, con el fundamento de que el Reino Unido quiere tener su propia política comercial. Esto no es lo mejor, ni para el Reino Unido, ni para la UE.

Es cierto que Noruega y Suiza, que son países altamente integrados en el mercado de la UE, tienen fronteras aduaneras con el bloque. Dichos países necesitan una política comercial independiente para proporcionar mayor protección de aquella que la UE ofrece a sus sectores agrícolas nacionales, protección que, en ambos casos, nunca llegaría a ser eficiente debido al terreno montañoso.

No obstante, el Reino Unido tradicionalmente ha sido mucho menos protector de su agricultura, y es probable que después de Brexit siga una política comercial muy similar a la de la UE. Por lo tanto, es difícil ver qué es lo que ganaría el Reino Unido al aplicar una política comercial nacional – especialmente en un momento en que Estados Unidos, bajo la administración del presidente Donald Trump, va tras la implementación de políticas (como ser la imposición de aranceles al acero y aluminio importados) que muestran poca consideración con sus socios comerciales más pequeños.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/mCHL6cK/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.