Adrian Dennis/AFP/Getty Images

¿Marcha atrás al Brexit?

LONDRES – La realidad económica ya está pisándoles los talones a las falsas esperanzas de muchos británicos. Hace un año, una escasa mayoría votó a favor de que el Reino Unido abandonara la Unión Europea, creyendo en las promesas de la prensa popular, y de los políticos que hicieron campaña por esa opción, de que el Brexit no perjudicaría sus niveles de vida. Pero lo cierto es que desde entonces, dichos niveles se han mantenido a costa del endeudamiento de los hogares.

Esto funcionó por un tiempo, porque el aumento del consumo de los hogares estimuló la economía del RU. Pero pronto llegará el momento de la verdad. Según muestran las últimas cifras publicadas por el Banco de Inglaterra, el crecimiento salarial en Gran Bretaña no se mantiene a la par de la inflación, de modo que el ingreso real ha comenzado a disminuir.

Conforme esta tendencia continúe en los meses venideros, las familias no tardarán en darse cuenta de que sus niveles de vida están cayendo, y tendrán que ajustar sus hábitos de gasto. Para colmo de males, también advertirán que están demasiado endeudadas y tendrán que desapalancarse, lo que reducirá todavía más el consumo hogareño, que viene sosteniendo la economía.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/w9oIu6T/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.