Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

davies66_Xavier TESTELINGamma-Rapho via Getty Images_bankoffranceeuflag Xavier Testelin/Gamma-Rapho via Getty Images

¿Deberíamos temer un Singapur sobre el Sena?

LONDRES – La idea de que Londres podría tener un futuro post-Brexit como una suerte de “Singapur sobre el Támesis” es uno de los conceptos más curiosos que hayan surgido en los tres años y medio transcurridos desde que los ciudadanos del Reino Unido votaron por un margen ajustado a favor de abandonar la Unión Europea en el fatídico referendo de junio de 2016. De hecho, al menos en lo que concierne al sector financiero, una mayor amenaza para la armonía regulatoria europea podría venir de Francia.

La frase “Singapur sobre el Támesis” hace referencia a que Gran Bretaña se convierta en una economía de bajos impuestos y ligeramente regulada que pueda desplazar a la esclerótica y excesivamente regulada eurozona desde una posición estratégica a sólo unos 32 kilómetros de la costa. La idea general fue sugerida por primera vez hace un par de años por Philip Hammond, entonces ministro de Hacienda de Gran Bretaña, como una manera de alentar a la UE a firmar un acuerdo Brexit amistoso con el Reino Unido.

Quienes conocen bien a Singapur rápidamente reconocerán que la analogía dista de ser perfecta. Es verdad, Singapur tiene tasas impositivas bajas (a menos que uno quiera importar un auto extranjero caro) y niveles bajos de gasto público –aunque esto último no parece ser parte del plan para los defensores del Singapur sobre el Támesis.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/hwV0Efies;

Edit Newsletter Preferences