Flag of Brazil

Por Qué Brasil Necesita al FMI

MONTEVIDEO – La economía brasileña se encuentra en terapia intensiva. La  crisis política que amenaza al país — la Presidenta Dilma Rousseff enfrenta un proceso de destitución por supuestas maniobras contables irregulares para disimular el déficit fiscal – plantea serias preguntas acerca de quién se hará cargo del administrar el tratamiento necesario.

La situación es ciertamente grave. La producción se está contrayendo, la recaudación fiscal flaquea, y el déficit presupuestario supera el 9% del PBI. La inflación ha superado los dos dígitos, obligando al banco central a elevar las tasas de interés — una política insostenible dada la cada vez más profunda recesión y el creciente costo de solventar los intereses de una deuda pública que crece exponencialmente.

En efecto, el súbito deterioro de las finanzas públicas de Brasil ha llevado a que el riego país sobre su deuda soberana alcance niveles similares a los argentinos. La posición de reservas internacionales, equivalente a US$370 mil millones y que hace no tanto tiempo se creía inexpugnable, es cada vez más vulnerable. Cuando se toma en cuenta el valor de los swaps de divisas (US$115 mil millones), la proporción de deuda pública a corto plazo (tanto externa como interna) cubierta por reservas internacionales cae por debajo del umbral crítico de 100 por ciento.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/Zy8Hk9d/es;