El amanecer del Mundo Feliz

Desde 1978, los biólogos que estudian la reproducción han ayudado a muchas parejas a superar la infertilidad utilizando técnicas cada vez más sofisticadas para generar y manipular embriones humanos en el laboratorio. Al mismo tiempo, los biólogos moleculares han estado trabajando para vencer a las enfermedades que aquejan al ser humano mediante el desciframiento de la secuencia completa del genoma humano y la creación de herramientas para corregir defectos genéticos y celulares. Aunque los biólogos moleculares y los de la reproducción se centran en problemas médicos que no están relacionados entre sí (la infertilidad y las enfermedades), la combinación de sus tecnologías produce la "reprogenética", que nos permitirá diseñarnos a nosotros mismos.

La "reprogenética" le permitirá a los padres dar a sus hijos genes que ellos no tienen, aumentando así las posibilidades de sus descendientes para tener una vida saludable, larga, feliz y exitosa (una perspectiva aterradora para muchos bioéticos). Sin embargo, ¿acaso es la reprogenética simplemente un vehículo nuevo y más poderoso para repetir las aborrecibles prácticas de la eugenesia? ¿O serán la reprogenética y la eugenesia fundamentalmente distintas en términos tanto de control como de objetivos?

La eugenesia encarna el deseo y los intentos de los líderes de una sociedad por controlar las prácticas reproductivas de sus ciudadanos, incluyendo la esterilización o el asesinato de aquéllos que son considerados como portadores de genes indeseables. Por el contrario, la reprogenética se interesa en los genes que recibirá un niño en particular, no en la vaga y poco científica meta de mejorar el acervo genético de una sociedad. Además, pone el control en manos de los padres potenciales. Mientras que la eugenesia condujo a la restricción de la libertad reproductiva y cosas peores, la reprogenética puede hacer lo opuesto. Podría ayudar a los padres a tener hijos con mayores probabilidades de tener buena salud sin hacer daño directo a nadie.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Yt7ZmDN/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.