0

Valiente nuevo mundo financiero

CAMBRIDGE – Una enorme batalla se está gestando dentro del G-20 respecto del futuro del sistema financiero global. El resultado podría tener un impacto en el mundo -y no sólo el mundo esotérico de las finanzas internacionales- en las próximas décadas.

Las finanzas moldean el poder, las ideas y la influencia. Los cínicos pueden decir que nada les sucederá a los fundamentos del sistema financiero global, pero se equivocan. Lo más seguro es que veamos cambios gigantescos en los próximos años, muy posiblemente en la forma de un regulador o tratado financiero internacional. Por cierto, es prácticamente imposible resolver el embrollo actual sin algún tipo de brújula que apunte hacia dónde reside el futuro sistema.

Estados Unidos y Gran Bretaña naturalmente quieren un sistema que conduzca a ampliar su hegemonía. El secretario del Tesoro norteamericano, Timothy Geithner, recientemente adelantó los lineamientos amplios de un régimen regulatorio financiero más conservador. Hasta los críticos del pasado libertinaje estadounidense deben admitir que la propuesta de Geithner contiene algunas buenas ideas.

Por sobre todo, los reguladores obligarían a los financistas a tener más efectivo a mano para cubrir sus propias apuestas, y no confiar tanto en los contribuyentes como respaldo. Geithner también apunta a que sea más fácil y más sencillo analizar los acuerdos financieros, de manera que, juntos, reguladores e inversores puedan evaluar mejor los riesgos que enfrentan.