7

La lenta invasión china

NUEVA DELHI – El creciente peso geopolítico de China está estimulando su invasión lenta en Asia. Después de reclamar el 80% del Mar Meridional de China, acaba de establecer la llamada zona de identificación de defensa aérea en el Mar Oriental de China, lo que aumenta las probabilidades de un conflicto armado con Japón y pone en peligro el principio de libre navegación de mares y espacios aéreos. Mientras tanto, la República Popular de China sigue estableciéndose furtivamente a lo largo de la disputada frontera himalaya con India.

Pocas personas parecen comprender las razones por las que China está dispuesta a enfrentarse a varios vecinos a la vez. El país está buscando alterar el status quo de manera gradual como parte de un esfuerzo en el que hay mucho en juego para ampliar su control sobre zonas y recursos estratégicos. La promesa de grandeza nacional que hizo el presidente Xi Jinping – y que se refleja en el eslogan “Sueño chino” – se refiere tanto a conseguir hegemonía regional como a lograr progreso interno.

El método chino se basa en lo que el general Zhang Zhaozhong llamó este año la estrategia de la "col": se hace una reivindicación territorial y gradualmente se rodea la zona con múltiples capas de seguridad, negando así el acceso a un rival. La estrategia depende de una serie continua de pasos para adelantarse a los oponentes y crear una nueva realidad en el terreno.

Este método limita seriamente las opciones de los Estados rivales pues trastorna sus planes de disuasión y les dificulta el diseño de contramedidas efectivas. Esto se debe en parte a que la estrategia – que tiene todas las características de la política moderna de China de llevar las cosas al límite, incluido el recurso al sigilo, la sorpresa y la indiferencia ante los riesgos de una escalada militar – busca asegurar que China conserve la iniciativa.