5

El Shinzo Abe de la India

NUEVA DELHI – Después de un período prolongado de deriva y parálisis políticas, el nuevo Gobierno de la India estará encabezado por un hombre conocido por su firmeza. Así como el regreso al poder, al final de 2012, del Primer Ministro del Japón, Shinzo Abe, después de seis años de inestabilidad política, reflejó la determinación de ese país de reinventarse más competitivo y seguro de sí mismo, así también la victoria en las elecciones de Narendra Modi refleja el deseo de los indios de que un dirigente dinámico y enérgico contribuya a revitalizar la economía y la seguridad de su país.

Se espera que Modi, como Abe, se centre en reavivar la situación económica de la India, sin por ello dejar de fortalecer al mismo tiempo sus defensas y sus asociaciones estratégicas con Estados de propósitos parecidos y con ello fomentar la estabilidad regional y bloquear el ascenso de un Asia centrada en China. El carismático Modi, favorito de los dirigentes empresariales de su país y del extranjero, ha prometido restablecer un rápido crecimiento económico al decir que no debe haber “papeleo burocrático, sino alfombra roja” para los inversores.

La posición de Modi, que cuenta 63 años de edad, es un calco del suave nacionalismo, la economía orientada al mercado y el nuevo asianismo de Abe, al perseguir unos vínculos estrechos con las democracias asiáticas para crear una red de asociaciones estratégicas combinadas.

En un país en el que el desfase entre la edad media de los dirigentes políticos y la de los ciudadanos es uno de los mayores del mundo, Modi será el primer Primer Ministro nacido después de que la India consiguiera la independencia en 1947, lo que constituye otro paralelismo con Abe, quien es el primer Primer Ministro del Japón nacido después de la segunda guerra mundial.