Demonstration Sean Gallup/Getty Images

Capitalizar la unidad climática

BONN – Cuando Donald Trump fue electo presidente de Estados Unidos hace un año, algunos dijeron que el fin del acuerdo climático de París estaba cerca. Sin embargo, como demostró la última ronda de conversaciones sobre el cambio climático en Bonn, Alemania, los líderes políticos del mundo están más comprometidos que nunca con el acuerdo. Estas son buenas noticias, pero la realidad es que los compromisos de los países todavía no suman lo suficiente como para cambiar el curso -y nuestra ventana de oportunidad para actuar de manera efectiva sobre el cambio climático se está cerrando aceleradamente.

La decisión de Trump de retirar a Estados Unidos -el mayor emisor histórico de dióxido de carbono del mundo- del acuerdo de París le asestó un golpe importante al acuerdo. Muchos de los aliados más cercanos de Estados Unidos -entre ellos, nuestros países, las Islas Marshall y Australia- se sintieron profundamente decepcionados con la decisión, que fue corta de miras, para Estados Unidos y para el mundo.

Sin embargo, es difícil no entusiasmarse con la ola fresca de determinación global que la decisión de Trump ha desatado, tanto a nivel global como dentro de Estados Unidos. Casi todos los principales estados, ciudades y empresas importantes de Estados Unidos ya han prometido hacer más para garantizar que su país pueda cumplir con sus compromisos, a pesar de la oposición de la administración Trump.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/uGTGNEi/es;

Handpicked to read next