0

Europa azul, Asia roja

PARÍS -- ¿Podría Europa ser un “estado azul” demócrata y Asia un “estado rojo” republicano?

Las elecciones presidenciales estadounidenses ofrecen una prueba casi perfecta para entender la diferencia entre los puntos de vista europeo y asiático aunque los dos continentes disten de estar unidos internamente. Si uno quiere que Estados Unidos sea el líder mediante el ejemplo, estará a favor de Obama; si desea seguir teniendo la tranquilidad de que Estados Unidos seguirá utilizando su poder en un sentido tradicional tomando en cuenta la seguridad, entonces tal vez preferirá a John McCain.

Mientras que la mayoría de los europeos –salvo aquéllos a quienes por motivos históricos y geográficos les obsesiona el regreso del “oso ruso”—apoyan a Obama, parece que gran parte de los asiáticos, sobre todo entre las élites, apoyan a McCain. Esta diferencia se explica, más que nada, por factores estratégicos, pero probablemente también contenga un aspecto cultural.

En Asia, es posible que Indonesia parezca “europea” en lo que respecta a su manía por Obama, pero eso esencialmente constituye una anomalía que se explica fácilmente por la breve formación educativa que recibió Obama en Indonesia. De otro modo, y debido a razones muy diferentes, la mayoría de las élites asiáticas ven la creciente posibilidad de una victoria de Obama con desconcierto e incluso con aprehensión.