Europa azul, Asia roja

PARÍS -- ¿Podría Europa ser un “estado azul” demócrata y Asia un “estado rojo” republicano?

Las elecciones presidenciales estadounidenses ofrecen una prueba casi perfecta para entender la diferencia entre los puntos de vista europeo y asiático aunque los dos continentes disten de estar unidos internamente. Si uno quiere que Estados Unidos sea el líder mediante el ejemplo, estará a favor de Obama; si desea seguir teniendo la tranquilidad de que Estados Unidos seguirá utilizando su poder en un sentido tradicional tomando en cuenta la seguridad, entonces tal vez preferirá a John McCain.

Mientras que la mayoría de los europeos –salvo aquéllos a quienes por motivos históricos y geográficos les obsesiona el regreso del “oso ruso”—apoyan a Obama, parece que gran parte de los asiáticos, sobre todo entre las élites, apoyan a McCain. Esta diferencia se explica, más que nada, por factores estratégicos, pero probablemente también contenga un aspecto cultural.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/Wxzc91Y/es;