15

La narrativa del calentamiento global patas para arriba

NUEVA YORK – Cuando los políticos en todo el mundo cuentan la historia del calentamiento global, lo describen como el mayor desafío de la humanidad. Pero también prometen que es un desafío que pueden enfrentar a un bajo costo, mejorando a la vez las condiciones del mundo de maneras incontables. Ahora sabemos que son puras tonterías.

Los pesos pesados de la política, desde el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, hasta el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se refieren al cambio climático como "el mayor desafío de nuestra generación". Si no lo enfrentamos, dice Kerry, los costos serán "catastróficos". De hecho, esto es lo que los políticos vienen diciendo por norma desde el llamado Informe Stern, encargado por el gobierno británico en 2006.

Como se sabe, ese informe valuaba el daño causado por el calentamiento global en 5-20% del PBI -un desequilibrio importante "en una escala comparable a las asociadas con las grandes guerras y la depresión económica de la primera mitad del siglo XX".

Enfrentar el cambio climático, se nos dice, acarrearía un costo mucho menor. El presidente de la Comisión Europea prometió que, si bien las políticas climáticas de la Unión Europea no están "libres de costos", representarían apenas el 0,5% del PBI. Por cierto, políticos de todas las franjas han reiterado el hallazgo del Informe Stern de que puede reducirse el calentamiento global mediante políticas que sólo ascienden al 1% del PBI mundial.