BSIP/UIG Via Getty Images

Un peligroso descuido británico en bioética

LONDRES – El 17 de julio, el influyente Consejo de Bioética de Nuffield del Reino Unido avaló en forma implícita la “edición genómica heredable”, al declarar que la práctica de modificar el ADN de un embrión humano es “moralmente permisible” en ciertas circunstancias. El informe del Consejo fue producto de veinte meses de consultas con muchos expertos en el RU y otros países, y también tuvo en cuenta un informe anterior para el que presté testimonio.

Pero las conclusiones del nuevo informe me generan serias preocupaciones. En pocas palabras, no creo que las recomendaciones tengan en su debida cuenta todos los riesgos éticos o médicos derivados de la manipulación de genes heredables. Tampoco creo que el informe preste suficiente atención a la cuestión de si será realmente posible implementar mecanismos de salvaguarda lo suficientemente sólidos para prevenir el abuso de la tecnología.

El informe del Consejo de Nuffield se centra en la edición de genes en “línea germinal”, es decir, cambios a los genes de embriones y gametos humanos, que se transmitirán a futuras generaciones. En la actualidad, este tipo de modificación genética no es legal en el RU, aunque la edición genómica “somática” (realizada en genes no heredables de pacientes individuales) está permitida.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/0PikWKD/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.