deutz1en_ Alexis RosenfeldGetty Images_coral reef bleaching Alexis Rosenfeld/Getty Images

Cerrar la brecha entre la naturaleza y las finanzas

WASHINGTON, DC – Se dice que para entender las decisiones de las políticas “hay que seguir el dinero”. Inspirados por ese consejo, en The Nature Conservancy (en colaboración con el Paulson Institute y el Cornell Atkinson Center for Sustainability) hicimos cuentas para ver cuánto costaría preservar la biodiversidad, es decir, la variedad y abundancia de vida en el planeta.

Llegamos a la conclusión de que, si bien en el mundo se gastan anualmente entre $124 y 143 mil millones (a 2019) en actividades económicas en beneficio de la naturaleza, una suma muchísimo mayor se destina a actividades que la dañan. Es más, para proteger y entonces comenzar a restaurar la naturaleza necesitamos con urgencia cerrar una brecha de financiación anual de entre $598 y 824 mil millones.

Esa brecha tiene consecuencias devastadoras. Para inicios de esta década, el mundo no había podido alcanzar ninguno de los Objetivos de Aichi de 2010, el plan maestro global de conservación de la biodiversidad. Hoy se está preparando otro plan. A lo largo de los últimos dos años, los científicos y el gobierno han estado redactando un nuevo marco de trabajo global de objetivos para el manejo de la naturaleza hasta 2030, que se ha de adoptar en la próxima Convención sobre Diversidad Biológica (CBD COP15) en Kunming, China, cuya primera parte se ha programado para octubre próximo.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/JyK9gNies