A smoker is engulfed by vapours Tolga Akmen/Getty Images

Ver a través de la cortina de humo de las grandes tabacaleras

GINEBRA – Todos sabemos cuán nocivo es el tabaco, que mata a millones de personas cada año y que perjudica a muchas más. También sabemos que las empresas tabacaleras han mentido sistemáticamente sobre el daño que causan sus productos.

Sin embargo, actualmente incluso las grandes tabacaleras (“Big Tobacco” en inglés) se han visto obligadas a exponer públicamente los hechos. Después de perder una serie de recursos contra una sentencia del tribunal federal de Estados Unidos de 2006, cuatro compañías han sido obligadas a revelar la verdad oculta tras años de mercadeo engañoso, mediante la publicación de anuncios que contienen “declaraciones rectificativas” en los periódicos estadounidenses y en la televisión. Estas declaraciones públicas reconocen que las empresas –Philip Morris USA, RJ Reynolds Tobacco, Lorillard y Altria– sabían acerca del daño que ocasionaban sus productos, pero siguieron vendiéndolos de todas formas.

Y los tribunales no son los únicos que están tomando medidas contra la industria tabacalera. La reciente decisión del banco francés BNP Paribas de dejar de financiar e invertir en empresas de tabaco (incluidos productores, mayoristas y comerciantes) es solo la última muestra de que finalmente la salud pública se está poniendo por delante de los intereses comerciales.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

Help make our reporting on global health and development issues stronger by answering a short survey.

Take Survey

http://prosyn.org/BfIX1W1/es;

Handpicked to read next