slaughter82_Al Drago-PoolGetty Images_worldleaders Al Drago/Pool/Getty Images

Hacer a Estados Unidos global otra vez

WASHINGTON, DC – El orden internacional liberal sigue atrapado en el siglo veinte. Mientras autocracias como China y Rusia amplían sus esferas de cooperación, Estados Unidos responde fortaleciendo agrupamientos regionales propios, como la OTAN y el «Quad» (el cuadrilátero del Indo‑Pacífico formado por Estados Unidos, Japón, Australia y la India). En vez de eso, Estados Unidos necesita una mirada global centrada en valores e ideas, no en países.

Las variantes autocráticas emergentes plantean nuevos desafíos a las aspiraciones democráticas, de Crimea a Taiwán. En Europa oriental y en el este de Asia, el creciente uso de tácticas semibélicas pone en peligro la integridad territorial de los países, el mantenimiento de sistemas comerciales abiertos, las elecciones democráticas, las cadenas de suministro tecnológicas y el Estado de Derecho. Estas amenazas iliberales ya no son cuestiones que afecten exclusivamente a Europa, Estados Unidos o Asia. Atentan contra todas las sociedades abiertas, contra la vigencia internacional de los derechos humanos y contra la democracia misma.

Por desgracia, los marcos internacionales que promovió Estados Unidos después de 1945 no son adecuados para fomentar un diálogo entre las sociedades liberales. El G7, la OTAN, la Unión Europea y el Quad son agrupamientos regionales demasiado distintos para poder dar una respuesta mundial firme.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/IxI1F5Ies