basu53_JOHANNES EISELEAFP via Getty Images_berniesupporters Johannes Eisele/AFP via Getty Images

Para entender a Sanders

NUEVA YORK – Cuando el senador estadounidense Bernie Sanders se define como «socialista democrático», es probable que esté usando esas palabras de manera distinta a la de mucha otra gente. Cuando los votantes estadounidenses entiendan eso, debieran ser más quienes lo apoyen.

El significado original del socialismo implicaba la propiedad pública de los medios de producción o, en un tono más coloquial, la nacionalización de las empresas y corporaciones. Ser socialista de acuerdo con esta definición, efectivamente, sería un error. En primer lugar, el Estado no es un administrador eficiente. Además, en el largo plazo, este modelo de socialismo ha demostrado que desemboca en una sociedad muy opuesta a la que procuraba lograr a través de la propiedad estatal.

La experiencia de la Unión Soviética demostró por qué es un error centralizar la propiedad en manos del Estado y dejar todo el botín en un único lugar. Tarde o temprano, el control será captado por unas pocas personas: la nomenklatura durante el apogeo del comunismo y los oligarcas durante su decadencia. En otras palabras, la última etapa de este estilo de socialismo es, irónicamente, el capitalismo amiguista.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/8xywUzxes