Governor of the Bank of Japan Haruhiko Kuroda TOSHIFUMI KITAMURA/AFP/Getty Images

El momento de la verdad para el Banco de Japón

TOKIO – La economía japonesa ha disfrutado de siete trimestres consecutivos de crecimiento positivo, con una tasa anual promedio que alcanza el 1.9%. Debido a que la demanda agregada excede el producto potencial en un 1%, la “brecha del PIB” de este país ahora es positiva. El desempleo bajó al 2.7%, el nivel más bajo desde el año 1993, y el ratio de empleos disponibles con relación a la cantidad de solicitudes de empleos es de 1.56, el nivel más alto desde el año 1974, lo que resulta en una aguda escasez de mano de obra en varios sectores, incluyendo la construcción, venta al por menor y entrega de paquetes. Y, en enero de este año, el Promedio de Acciones Nikkei subió por encima de ¥24,000 ($216), su nivel más alto desde el año 1991.

Pero, si bien estos indicadores sugieren que Japón finalmente ha logrado salir y ver la luz después de más de dos décadas de estancamiento, deflación e inseguridad económica, la tasa de inflación general, que es de sólo el 0.6%, sigue situándose muy por debajo del objetivo del 2% que fue fijado por el Banco de Japón (BdJ). Además, es destacable mencionar que mientras el BdJ atribuía la baja inflación a la caída de los precios en el sector energético, este sector en la actualidad está contribuyendo positivamente a la inflación. Cuando se excluye los alimentos frescos del índice de precios, la tasa aumenta al 0,9%, pero dicha tasa cae al 0,3% cuando también se excluye la energía.  

Teniendo en cuenta la actual escasez de mano de obra, permanece como un misterio las razones por qué Japón no ha experimentado una espiral de inflación salarial saludable. No cabe duda, también hay una carencia de inflación en Estados Unidos y Europa. Sin embargo, el caso japonés es particularmente sorprendente. La economía real de Japón ha estado respaldada durante años por déficits fiscales tan altos como el 6% del PBI y por una extraordinaria expansión cuantitativa (QE), que el Gobernador del BdJ Haruhiko Kuroda introdujo en abril del año 2013. Desde entonces, el ratio deuda/ PBI aumentó a 230 %, y el BdJ asumió la propiedad de más del 40% de los bonos del Estado (JGB) en circulación.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/Zb91v2D/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.