0

Equilibrar el elevado ahorro de China

BEIJING – La tasa de ahorro nacional de China ha sido muy elevada en los últimos años, pues representó el 52 por ciento del PIB en 2008 (el año más reciente sobre el que se dispone de datos estadísticos) y con frecuencia se la acusa de los desequilibrios mundiales actuales. Según opinión generalizada, los países que ahorran demasiado exportan demasiado, lo que origina superávits comerciales y reservas de divisas en aumento.

Pero no siempre es así. Por ejemplo, si ahorro 100 dólares, pero al mismo tiempo invierto 100 dólares en los activos fijos de mi fábrica, tengo “equilibrio interno” y no tengo superávit de exportación con nadie.

Ese ejemplo refleja la situación económica reciente de China. A finales de 2009 y comienzos de 2010, la tasa de ahorro de China podría haber seguido representando el 50 por ciento del PIB, si su superávit comercial no se hubiera reducido en gran medida en comparación con años anteriores. De hecho, China registró un déficit comercial en parte de ese período, pues una elevada inversión en activos fijos (debida a las políticas estatales de estímulo aplicadas a raíz de la crisis financiera mundial) impulsó la demanda interna de bienes como lo habría hecho un mayor gasto en bienes de consumo.

Sólo cuando un país invierte menos en activos fijos que la cantidad que ahorra aparecerán “ahorros excedentes” en la balanza comercial. La misma lógica es aplicable a la economía de los Estados Unidos, pero de forma opuesta: aun cuando los EE.UU. consuman mucho y no ahorren, pueden no tener déficits comerciales, si no invierten mucho. Sólo tienen déficit comercial cuando invierten mucho sin limitar el consumo.