La prensa turca prisionera

PARÍS – De acuerdo con dos diarios turcos partidarios del gobierno, Star yYeni Akit, y del propio primer ministro, Recep Tayyip Erdoğan, aquellos que denuncian la situación de la libertad de prensa en Turquía, son “terroristas.” Ese es el término que usaban la semana pasada para acusar al Comité de Protección a Periodistas con sede en Nueva York y a Reporteros Sans Frontières, con sede en Paris, pues las dos organizaciones publicaron informes en los que afirman que en Turquía se han encarcelado más periodistas que en Irán y China.

En octubre pasado, el CPJ informó que se encarcelaron a 76 periodistas en Turquía, incluidos 61 que estaban en prisión debido a su trabajo periodístico. Si bien esta última cifra disminuyó a 49 en diciembre, después de que los tribunales pusieran en libertad a algunos periodistas, de cualquier modo todavía quedan muchos en la cárcel.

El panorama es especialmente desalentador dado que durante varios años la situación de los derechos humanos en Turquía ha estado mejorando espectacularmente bajo el liderazgo de Erdoğan. El uso de la tortura ha disminuido abruptamente. Los derechos culturales de la enorme minoría kurda, incluido el derecho a usar su propio idioma, han avanzado significativamente. El control militar hacia el gobierno civil ha terminado. Y la lista sigue.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/EdYkTcZ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.