2

Nacionalismo asiático en el mar

CAMBRIDGE – ¿Estallará la guerra en los mares del este de Asia? Después de que nacionalistas tanto chinos como japoneses ocuparon las tierras desérticas a las que China se refiere como las Islas Diaoyu y Japón llama las Islas Senkaku, manifestantes enfurecidos en la ciudad china de Chengdu, al sudoeste del país, entonaron "Debemos matar a todos los japoneses".

En la misma sintonía, un enfrentamiento entre buques chinos y filipinos en los arrecifes de Scarborough en el Mar de China Meridional derivó en protestas en Manila. Y un paso adelante en materia de cooperación entre Corea del Sur y Japón, que se venía planeando desde hacía mucho tiempo, fue torpedeado con la visita del presidente surcoreano a la isla desértica que Corea llama Dokdo, Japón llama Takeshima y Estados Unidos llama Liancourt Rocks.

No deberíamos ser demasiado alarmistas. Estados Unidos declaró que las Islas Senkaku (administradas por la Prefectura de Okinawa cuando fueron devueltas a Japón en 1972) están cubiertas por el tratado de seguridad entre Estados Unidos y Japón. Mientras tanto, el enfrentamiento por los arrecifes de Scarborough se calmó y, si bien Japón retiró a su embajador de Corea del Sur por el incidente de Dokdo, es improbable que los dos países entren en una contienda.

Sin embargo, vale la pena recordar que China utilizó fuerza letal para expulsar a los vietnamitas de las Islas Paracel en 1974 y 1988. Y China se impuso al anfitrión camboyano de la cumbre de ASEAN de este año y logró que se bloqueara un comunicado final que habría reclamado un código de conducta en el Mar de China Meridional -la primera vez en sus cuarenta años de historia que la asociación compuesta por diez miembros no pudo emitir un comunicado.