El trío de Asia cumple cuatro años

SEÚL – Como muchas regiones del mundo, el Asia nordoriental afronta varias amenazas políticas graves a la hora de crear una estructura viable de paz, pero, en vista del poder en ascenso de China, semejante estructura regional resulta tanto más necesaria para que la actual falta de confianza no acabe en antagonismo militar.

Las relaciones entre las tres mayores potencias de la región –China, Corea del Sur y el Japón– están cargadas de disputas territoriales y amargos legados históricos del colonialismo japonés. Naturalmente, la interdependencia económica se ha intensificado a lo largo de los tres últimos decenios, pero el nacionalismo sigue siendo un instrumento útil para la movilización política... y la manipulación para fines internos y diplomáticos.

Además, aunque la Guerra Fría acabó hace dos decenios, Corea del Sur y China siguen siendo naciones divididas. Además, el desarrollo por parte de Corea del Norte de armas nucleares, su fragilidad económica y su incertidumbre sobre su futuro mismo como Estado son motivos de profunda ansiedad entre sus vecinos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/BWX3xtT/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.