Paul Lachine

La adopción asiática de la austeridad

NEW HAVEN.– El debate sobre la austeridad fue el tema del día en el Foro Económico Mundial de Davos de este año. Con buenos motivos. Europa está cayendo nuevamente en recesión justo cuando la recuperación estadounidense finalmente comienza a lograr una cierta tracción. Eso ha socavado la justificación de la consolidación fiscal, que tantos adeptos tiene en Europa.

Sin embargo, me llevé una conclusión diferente de Davos. Fui el moderador de una sesión sobre «El Nuevo Contexto en Asia del Este», a cargo de un panel de representantes de alto rango de Tailandia, Corea del Sur, Malasia, Singapur y Japón. Excepto por el participante japonés, todos tenían experiencia de primera mano en la devastadora crisis financiera asiática de fines de la década de 1990.

No pude resistir la tentación de atraer a Asia al debate entre Europa y EE. UU. En lugar de solicitar a los panelistas asiáticos que teorizaran sobre el impacto de la austeridad en el sobreendeudado occidente desarrollado, les pedí que evaluaran sus propias experiencias durante y después de la crisis de finales de la década de 1990.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/tVM1tXe/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.