0

La gran potencia olvidada de Asia

Al mencionar Asia, la mayoría de la gente piensa en los fascinantes gigantes emergentes de la región, China o India –o ambos. O piensa en el programa nuclear de Corea del Norte, en algún incidente terrorista o en las consecuencias humanitarias del último terremoto o tsunami. Pero frecuentemente se pasa por alto –o al menos se subestima- a Japón.

Esto es extraño dado que Japón es todavía la segunda economía más grande del mundo con un PIB anual de 5 billones de dólares –más que el de China e India juntos. A pesar de su tasa de crecimiento económico relativamente modesta, su PIB per cápita es de aproximadamente 38 mil dólares, más de diez veces que el de China o India.

Además, hay una agitación importante en Japón que sugiere cambios en los aspectos económicos y de seguridad. Los años 1990 pueden haber sido una década perdida, pero la economía de Japón ha empezado a recuperarse, y actualmente crece a más de 2% por año y ostenta varias compañías que verdaderamente son globales y muy exitosas.

Los cambios en las políticas exterior y de defensa son más considerables. En enero, la agencia de autodefensa de Japón fue ascendida a la categoría de ministerio. Japón ahora gasta más de 40 mil millones de dólares al año en defensa y mantiene uno de los ejércitos más diversos y modernos del mundo. Aproximadamente mil efectivos japoneses participan en Iraq y sus alrededores. Los intelectuales, periodistas y políticos ahora comentan y escriben cosas sobre el papel de Japón en el mundo que eran impensables hace una década. Es cuestión de tiempo y no de probabilidad que los japoneses enmienden el artículo IX de su constitución, que limita la participación de las fuerzas armadas de Japón a la autodefensa.