Japanese Prime Minister Shinzo Abe poses with members of his cabinet TOSHIFUMI KITAMURA/AFP/Getty Images

El imperativo de la igualdad de género en Asia y el Pacífico

SINGAPUR/MUMBAI – La igualdad de género ofrece a cualquier país una importante oportunidad económica. Pretender lograr un crecimiento firme sin aprovechar todo el potencial de las mujeres es básicamente como pelear con una mano atada a la espalda.

De hecho, según una nueva investigación del McKinsey Global Institute (MGI), si las economías de Asia y el Pacífico aceleraran el progreso hacia la igualdad de género, en 2025 lograrían un aumento de 4,5 billones de dólares en su PIB colectivo anual (el equivalente a sumar una economía con el tamaño combinado de Alemania y Austria cada año). La oportunidad es especialmente grande en el caso de la India, cuyo PIB crecería nada menos que 18%.

El aporte de la igualdad de género al crecimiento se daría por tres vías. Según el MGI, un 58% del avance en la región de Asia y el Pacífico se debería al aumento de la proporción de mujeres en la fuerza laboral; otro 17% al incremento de las horas trabajadas por las mujeres; y el 25% restante al ingreso de más mujeres a sectores de mayor productividad.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/fCaSbii/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.