Asia en equilibrio

CAMBRIDGE -- El año pasado, los dirigentes de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas visitaron la India, acompañados de delegaciones de dirigentes empresariales. La economía india ha estado creciendo a más del 8 por ciento anual, lo que la ha vuelto cada vez más atractiva para el comercio y la inversión. Cuando el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, visitó en noviembre ese país, mostró su apoyo a la propuesta de que la India pase a ser un miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Lo mismo hicieron el Primer Ministro de Gran Bretaña, David Cameron, el Presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y el Presidente de Rusia, Dmitri Medvedev, pero el último en visitarla, el Primer Ministro de China, Wen Jiabao, nada dijo al respecto.

Las declaraciones oficiales subrayan las amistosas relaciones entre la India y China y algunos analistas comerciales sostienen que esos dos mercados gigantescos y en rápido crecimiento llegarán a ser una “Chindia” económica. Cuando el Primer Ministro Wen la visitó hace siete años, firmó un amplio pacto quinquenal de cooperación estratégica. Como dijo entonces el Primer Ministro de la India, Manmohan Singh, “la India y China pueden remodelar el mundo juntas”.

Semejantes declaraciones reflejan un cambio considerable en comparación con la hostilidad que dificultó las relaciones chino-indias a raíz de la guerra que enfrentó a esos dos países en 1962 por una frontera disputada en el Himalaya. No obstante, la ansiedad estratégica sigue oculta bajo la superficie, en particular en la India.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/w3a6UcL/es;