Noel Celis/Getty Images

El verano interminable de las ciudades asiáticas

POTSDAM/MANILA – Tras meses de temperaturas abrasadoras, comenzó la estación de monzones en Asia. Pero el calor extremo regresará, y las ciudades enfrentarán condiciones particularmente brutales. Las áreas urbanas de Asia ya experimentan el doble de días calurosos que las rurales, y es posible que en 2100 la diferencia sea de diez a uno. A partir de entonces, no habrá modo de revertir la tendencia.

La primera evaluación detallada del riesgo climático para Asia, realizada por el Banco Asiático de Desarrollo y el Instituto de Investigación del Impacto Climático en Potsdam, deja en claro que en la lucha contra el cambio climático, las ciudades asiáticas están en primera línea. De hecho, en las áreas urbanas se cruzan muchas de las consecuencias del calentamiento del planeta, por ejemplo, fenómenos meteorológicos más extremos, aumento del nivel del mar, migración ambiental y agravamiento de tensiones sociales.

Esto se aplica especialmente a Asia, donde las ciudades albergan a más de la mitad de la población y casi el 80% de la producción económica. Es posible que en 2050 la población urbana de Asia haya crecido a casi el doble, a tres mil millones de personas. De no tomarse medidas adicionales para mitigar el cambio climático, las ciudades de la región tal vez contribuirán más de la mitad del aumento de la emisión mundial de gases de efecto invernadero en los próximos veinte años.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/4ejngJb/es;

Handpicked to read next