El dilema de derechos humanos de España

NUEVA YORK – Miembros del Congreso español quieren adoptar leyes para limitar a algunos jueces españoles el ejercicio de lo que al parecer ha sido una licencia itinerante para perseguir en tribunales españoles violaciones a los derechos humanos cometidas en otros lugares del mundo. En un caso actual, un juez español quiere dictar órdenes de detención contra Jiang Zemin, expresidente de China, y Li Peng, exprimer ministro chino, por supuestos delitos cometidos en el Tíbet. No hay un vínculo discernible entre el caso y España.

Los diputados tienen razón en un punto: permitir que magistrados del país determinen casos en cualquier parte del mundo para perseguir, sin que haya un vínculo jurídico claro con España, es una invitación a politizar el proceso.

Sin embargo, también es importante preservar el principio central subyacente en estas persecuciones: el concepto de jurisdicción universal. En efecto, es un concepto de raíces antiguas, y tiene un papel fundamental en la protección mundial de los derechos humanos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/eTwopxq/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.