torres12_RONALDO SCHEMIDTAFP via Getty Images_argentina imf RONALDO SCHEMIDT AFP via Getty Images

Argentina necesita confianza; el dinero no alcanza

BUENOS AIRES – El gobierno peronista de Argentina está en crisis. Fue humillado en las elecciones primarias del 12 de septiembre. Sus candidatos para las legislativas de medio término (noviembre 14) fueron derrotados en 17 de las 24 provincias, incluida la de Buenos Aires, tradicional bastión peronista. La líder de facto del gobierno, la vicepresidenta Cristina Kirchner, está comprensiblemente molesta con su presidente de jure, Alberto Fernández, a quien ella misma eligió para liderar su fórmula en el 2019.

La derrota del gobierno se produjo después de un escándalo desatado por un video. Mientras los argentinos estaban encerrados, e incluso privados de la posibilidad de despedirse de sus seres queridos, se hizo pública una filmación en la que se veía al presidente Fernández de fiesta con amigos.

Pero los votantes también expresaron su decepción con una economía que ha estado estancada desde el 2011. En un país de 45 millones de habitantes, sólo alrededor de siete millones tienen empleos formales en el sector privado, que efectivamente no ha creado nuevos empleos desde 2007. Unos 20 millones de personas sobreviven en la economía informal o viven de ayudas públicas.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/sz1pBMJes