1

La Argentina ante la Ley

MADRID – La decisión de la Presidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirschner, de renacionalizar la empresa petrolera YPF ha provocado un maremoto de declaraciones de políticos, amenazas de los autores más insospechados, comentarios acalorados de periodistas de todo el mundo e indignación pública en la Argentina, España y muchos otros países, pero lo más probable es que Fernández haga caso omiso de las quejas; sus partidarios peronistas en su país han acogido muy bien la renacionalización.

De modo que ahora la Argentina tiene que afrontar el derecho internacional. Además de Repsol, la empresa petrolera española que poseía una participación mayoritaria en YPF, España y la Unión Europea (que, conforme al Tratado de Lisboa, adquirió competencia respecto de las inversiones comunitarias en terceros países) lucharán contra la expropiación con todos los medios legales a su alcance.

También la Argentina saldrá perdiendo económicamente a consecuencia de esa medida. En vista del desprecio de Kirchner al mayor inversor extranjero en su país, a la renacionalizada YPF le va a resultar difícil encontrar un nuevo socio en los mercados internacionales. De hecho, en vista de esa acción arbitraria de Kirchner, es probable que las empresas chinas que estaban negociando con Repsol para participar en YPF se lo piensen mejor.

Al final, habrá que encontrar una solución que sea aceptable para todos. En consecuencia, serenar los ánimos es la máxima prioridad y no hay forma mejor de hacerlo que la de recurrir al cauce jurídico. El anuncio de Repsol de que interpondrá una demanda de arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) es un buen comienzo.