Argentina: Detenida en el tiempo

Argentina está detenida en el tiempo. Se suponía que las reformas políticas y económicas de la última década sacarían al país de su crisis económica crónica. En abril de 1991, el ministro de economía, Domingo Cavallo, ligó el valor del peso argentino con el del dólar estadounidense a una paridad de uno a uno, dando inicio a una era de reformas radicales. Sin embargo, diez años después, el mismo señor Cavallo está intentando evitar una recesión y la suspensión de pagos.

El ciclo de la crisis en Argentina es difícil de entender. En los últimos diez años se privatizaron industrias y la seguridad social y se liberalizó el comercio internacional. Se controló un déficit presupuestal crónico, se actualizó la infraestructura y se fortaleció al sector bancario.

Todo lo anterior, junto con la estabilización de la moneda, propició un boom económico en Argentina que duró hasta 1995, al tiempo que la inversión extranjera fluía al país. Ese año, la economía sufrió un retroceso por la crisis financiera en México. El crecimiento se recuperó con fuerza hasta 1998. Desde entonces, la economía se ha enfrentado a una recesión prolongada y el gobierno está teniendo problemas para refinanciar la deuda pública. Abundan los temores respecto a una suspensión de pagos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/bK2RfBH/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.