¿Son en Verdad Distintos los Valores del Islam?

Durante el año transcurrido desde los ataques terroristas del 11 de septiembre, los cuestionamientos acerca del islam -su naturaleza, su identidad, la amenaza potencial que representa para Occidente- se apoderaron del escenario central de los debates intelectuales y políticos. Mientras que los mayores conflictos del siglo XX, con el fascismo, el comunismo y otros "ismos", fueron ante todo ideológicos, el terrorismo del pasado 11 de septiembre, en cambio, revivió al espectro de las "guerras culturales" y los "choques de civilizaciones".

A menudo se argumenta en el mundo islámico que, como uno de los deberes fundamentales del musulmán es el Zakat (caridad con los pobres), la sociedad islámica está menos atomizada, lo que limita la desigualdad y la exclusión social. Al mismo tiempo, los observadores occidentales con frecuencia ven en el islam una fe que desdeña la libertad personal, especialmente la de la mujer. Oriana Fallaci publicó una larga perorata en ese tono poco tiempo después de los ataques.

En el terreno, los hechos sí parecen apoyar tales percepciones. Los países musulmanes sí tienden a caracterizarse por niveles más bajos de desigualdad y de criminalidad (una buena ruta hacia la exclusión social) que otros países que se encuentran en etapas similares de desarrollo económico, como los países católicos de América Latina. ¿Pero nos dicen las frías estadísticas acerca del ingreso promedio algo realmente significativo?

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/h8plAJf/es;