Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

diwan17_AFP via Getty Images_iraqprotestteargas AFP/Getty Images

El invierno del descontento árabe

BEIRUT – Una nueva oleada de revueltas está sacudiendo el mundo árabe; ahora el Líbano e Irak se unen a Sudán y Argelia. Las recientes protestas masivas en estos países movilizaron a millones de personas de toda clase, enojadas por el deterioro de las condiciones económicas, por cuyo empeoramiento culpan a la mala gestión y a una gobernanza deficiente.

Como en la Primavera Árabe de 2011, las nuevas protestas en estos países también se aglutinan en torno de demandas de cambio de régimen. Pero hay una diferencia fundamental: aquellos primeros levantamientos los impulsó el anhelo popular de dignidad, mientras que las protestas actuales las impulsa el hambre. La Primavera Árabe dio paso a un inclemente invierno del descontento.

En 2011 los precios del petróleo estaban en un nivel máximo, y muchas economías árabes crecían al ritmo más veloz en décadas. Los líderes de los levantamientos eran en su mayoría jóvenes educados que aspiraban a un empleo mejor y a tener más voz en la política y la sociedad. Muchos de los gobiernos de la región pudieron tranquilizar las calles con ayuda de políticas económicas expansivas financiadas con los ingresos del petróleo, el apoyo de los países del Consejo de Cooperación del Golfo y las remesas del extranjero.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/0NcI9bwes;

Edit Newsletter Preferences