Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

Free media occupy sejm protest poland NurPhoto

Confianza en los mercados y desconfianza en los monopolios de medios de comunicación

LONDRES – La Reunión Anual del Foro Económico Mundial de este año en Davos se produjo en un momento de perplejidad para las elites económicas y financieras del mundo. Si bien, últimamente, la economía mundial ha estada marchando bastante bien, los votantes se han rebelado contra dichas élites.

A pesar de los muy publicitados desafíos y puntos débiles, en los últimos años ha habido abundancia de noticias económicas buenas. La globalización y el progreso tecnológico han respaldado el crecimiento anual del 2,5% del PIB per cápita mundial desde el año 2009 – un crecimiento inferior al que se tenía antes de la Gran Recesión, pero aún muy alto si se lo compara con estándares históricos. En los últimos 35 años, la proporción de la población mundial que vive en la pobreza ha caído del 40% a sólo el 10%.

Quizás la mayor queja durante el año pasado fue la desigualdad. Sin embargo, a nivel mundial, la desigualdad está disminuyendo. Y, a pesar de que la desigualdad sí ha aumentado en algunas economías avanzadas, el aumento no ha sido particularmente dramático y permanece en niveles razonables.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/UABRy2Des;
  1. op_dervis1_Mikhail SvetlovGetty Images_PutinXiJinpingshakehands Mikhail Svetlov/Getty Images

    Cronies Everywhere

    Kemal Derviş

    Three recent books demonstrate that there are as many differences between crony-capitalist systems as there are similarities. And while deep-seated corruption is usually associated with autocracies like modern-day Russia, democracies have no reason to assume that they are immune.

    7